martes, 23 de septiembre de 2014

¿Cada cuánto tiempo debo ponerme una mascarilla facial?

Hola chicas!!
Supongo que más de una se habrá hecho esta pregunta, y como esta muchas otras. Pues hoy voy a intentar resolver a vuestras dudas.

Para empezar dejar claro que no soy esteticista, así que todo lo que sé es por haberlo leído en revistas especializadas o haberle preguntado a especialistas en el sector.

  -       Limpieza Facial Diaria: Debe hacerse dos veces al día.
El primer paso es una buena 
limpieza facial, si es por la mañana con un limpiador facial suave, será suficiente. Si es por la noche y vas maquillada primero deberás desmaquillarte con

un desmaquillante, existen en crema, leche, gel, etc. Escoge un limpiador y un desmaquillante adecuados para ti en función de la textura que te guste y de tu tipo de piel, seca, normal, mixta o grasa.



   -       Tónico: Como he dicho anterior mente, el tónico lo usaremos después de la limpieza, para quitar los posibles restos de impurezas y maquillaje, purificar y refrescar la piel.

   -       Contorno de ojos: Se aplica después del tónico y realizando varios toques suaves con la yema de los dedos y dando masajes suaves en la zona mencionada. Es para prevenir la aparición de arrugas proporcionando elasticidad y firmeza a la piel del contorno de los ojos.

   -       Cremas faciales: Es el último paso después de los anteriores.
Por la mañana usaremos una crema hidratante y por la noche una crema nutritiva. Adecuadas en función al tipo de piel que tengas, seca, normal, mixta o grasa

  -       Mascarilla facial: Es algo que debemos hacer una vez a la semana.
No solo benefician a las capas superficiales del rostro sino también a las capas más profundas de la epidermis facial, además de brindar protección y nutrir a la piel para mantenerla saludable.


Las mascarillas se pueden dividir de la siguiente manera:

-          Limpiadoras profundas.
Ayudan a limpiar los poros y a prevenir barros y espinillas. La mascarilla limpiadora más conocida es el barro. El barro ayuda a extraer las impurezas de la piel. Las mascarillas a base de barro deben permanecer en la piel hasta que se sequen para obtener este beneficio.

-          Exfoliantes.
Muchas mascarillas limpiadoras también son exfoliantes. Las mascarillas a base de extractos vegetales tienen enzimas que ayudan a eliminar las células muertas. Todos los tipos de piel se benefician de este tipo de mascarillas, pero son especialmente importantes para la piel grasosa.

-          Humectantes y nutrientes.
Las mascarillas humectantes ponen humedad en las capas profundas de la piel. Debido al estilo de vida, a la acción del medio ambiente y a otros factores, la piel pierde humedad haciéndola lucir seca. Estas mascarillas son ideales para la piel madura o seca. También deben de usarse en climas fríos.

-          Purificadoras.
Las mascarillas que contienen algas y aceites esenciales son ideales para ayudar a energizar la piel y hacerla lucir radiante y llena de vida. Estas mascarillas ayudan a que la piel luzca despejada de impurezas. La sensación de estas mascarillas en la piel es muy agradable, ayudan a aumentar la circulación y nos hacen sentir relajadas.  


Espero que con este artículo os haya quedado un poco más clara la frecuencia con la que debemos usar estos productos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...