viernes, 10 de octubre de 2014

Una vida de deporte: Correr

Hola chicas!!
Ya han pasado 3 semanas desde el mi último artículo sobre deporte, así que aquí va el siguiente.
Como ya os he comentado anteriormente tuve que dejar de correr por motivos de salud, pero tras unos días con muchísimas ganas me he arriesgado, me he plantado mis zapatillas y he probado a ver como respondía mis rodillas. Siempre con cuidado de no forzar y pendiente de el más mínimo dolor o
molestia que pudiera tener. Por suerte el día ha ido muy bien.

¿Alguna de vosotras salís a correr? Si es así supongo que me daréis la razón con respecto a que éste deporte no es mágico, me levanto un día después de no haber hecho deporte durante un largo tiempo
y puedo terminar una maratón, chicas hay que ser realistas y como todo deporte hay que ir poco a poco, aunque al principio pensemos que no estamos haciendo nada. Así que hoy vengo a contaros unos beneficios de correr lento, y así con paciencia y ganas conseguir que acabe siendo una rutina.



Según un estudio del Hospital Universitario de Bispebjerg en Copenhague, correr con regularidad, incluso por períodos cortos de 20 minutos dos o tres veces a la semana puede incrementar la expectativa de vida de una persona que lo practica. Ya es un motivo para planteárselo, no?

Aquí van las ventajas de correr lento, información dada por la experta en deporte  Raquel Pradas.

1. Es la base. Un ritmo tranquilo es la base de un buen entrenamiento para el corredor. Es lo que te ayuda a ganar resistencia y, en definitiva, a aguantar más corriendo.

2. Mejora tu actividad. Entrenar así acostumbra a tus músculos a optimizar la energía y a usar las grasas como combustible. Además, no podría haber días fuertes de entrenamiento sin los días suaves.

3. Tu interior lo agradecerá. Fortalece el corazón ya que correr suave reduce el pulso basal en reposo: se bombea la sangre a todo el cuerpo con menos pulsaciones, lo que se traduce en un corazón más fuerte.

4. Adiós al estrés. Permite un equilibrio emocional, ya que tras un entrenamiento de un kilómetro se puede experimentar: relajación, bienestar y paz interior.

5. Todo mejora. Te ayuda a regular los ciclos de sueño y el tránsito intestinal.

6. Te permite estar en movimiento. Correr suave también fortalece los músculos, tendones, huesos y cartílagos de prácticamente todo el cuerpo. Ideal para prevenir otras enfermedades como osteoporosis.

7. Esteriliza la figura.  La piel se vuelve tersa, los músculos se tonifican y hay pérdida de peso.

Recordar que para poder disfrutar de estos beneficios de correr lento es necesario incluirlo en nuestra vida diaria, por lo menos 30 minutos al día. Así que buscar un hueco en vuestras agendas para hacer deporte, a la larga vuestro cuerpo os lo agradeceré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...